El discurso del Rey

Hoy, primer día después de Navidad, todos se hacen lenguas del tema de la semana: el discurso del Rey. Unos hablan a favor, otros en contra, dependiendo de sus personales apreciaciones y sus intereses políticos. Por mi parte, no es un asunto sobre el que tenga costumbre de opinar. Me pasa como con la Lotería:…

Tránsito 2: Que reine, pero que no joda

Ahí estamos. El tránsito del viejo al nuevo rey se ha oficializado con normalidad batueca. Ya tenemos nuevo Rey. Los batuecos podemos volver a nuestro diario que hacer, que la máquina institucional sigue funcionando con normalidad, dejando aparte las algaraditas de algunos. No obstante, hay puntos en su reinado apenas empezado que comienzan a chirriar…

Tránsito 1: El juancarlismo ha muerto

Ya saben ustedes que un servidor es monárquico malgré lui, es decir, porque las opciones reales a la solución monárquica son bastante peores –o por lo menos de probada ineficacia–. En estas circunstancias el fervor monárquico que manifestó el pueblo madrileño ayer y cuantos guiris acertaron a estar ayer en la Villa y Corte debe…

A rey muerto, rey puesto

Vaya por delante que éstas son reflexiones de urgencia ante un hecho que hace pocas acaba de producirse: la abdicación del Rey, en un momento en que nadie se la esperaba. Más allá de la opinión del professor Perich de que ésta «es una frase decididamente monárquica», a lo que estamos asistiendo es al relevo…

Faena y paseíllo

Comencemos por la faena. Menudo está el patio, señores. ¡En qué berenjenal ha metido el todavía (incomprensiblemente) Duque empalmado a su familia política, no sólo a su mujer! El circo ha crecido de tal manera que hoy es un totum revolutum en el que todo el mundo se cree con derecho a decir lo que…

14

No quiero insistir en ello, Dave, pero yo soy incapaz de cometer un error. Arthur C. Clarke, 2001, una odisea del espacio Los españoles dormimos una cierta cantidad de horas. Muchas o pocas, pero las dormimos. No soñamos con ovejas eléctricas (tal vez algún freak de la computación sí lo haga, pero estamos hablando del…

Cariño, han imputado a la niña

Creíamos que no llegaría. Después de oír sandeces como que «no había que imputarla para no estigmatizarla», resulta que ya por fin parece que el juez Pedro Castro ha encontrado los «indicios racionales de criminalidad» en el comportamiento de la Infanta respecto de los trapicheos de su marido. A muchos de ustedes y a mí…